Vignerons Coopérateurs de France

illus-dataviz-bouteille

Bodegas cooperativas de Francia

Figuras claves

619 bodegas cooperativas
85 000 socios, más de ½ de los viticultores franceses
17680 empleados en las bodegas
51 % de la producción francesa de vino (43 % teniendo en cuenta la zona de Charentes, donde se produce sobre todo vino que sirve para hacer brandys)
Casi 6 mil millones de volumen de negocios

¿ Quiénes somos ?

Creada en 1932, la Confederación de las bodegas cooperativas de Francia (CCVF) es la organización que representa al nivel nacional las bodegas cooperativas.
Al nivel local o regional, las federaciones de bodegas cooperativas han establecido un vínculo estrecho con las bodegas cooperativas. Gracias a esa red, las cooperativas son representadas, defendidas y promovidas al nivel nacional, tanto ante el gobierno como ante la sociedad civil y los medios de comunicación.
98 % de las bodegas cooperativas son miembros de su federación local, lo que procura una legitimidad real y fuerte a la CCVF.

Una bodega cooperativa a lo largo del año

Una bodega cooperativa produzca y vende vino producido a partir de las uvas cultivadas por sus socios. La cooperativa mutualiza la vinificación, el almacenamiento, la venta, y en algunos casos el embotellamiento.
“Poner en común” no significa que la vinificación sea única y sin distinción ninguna. La bodega vinifica por separado las uvas que van a producir vinos de châteaux o propiedades distintas, o uvas seleccionadas en terrenos específicos o destinados a producir vino  cultivados de otra manera (uvas orgánicas por ejemplo).
Uniéndose, los viñeros en cooperativas se han dotado de herramientas competitivas, sofisticadas. Sus conocimientos tradicionales se han unido con la tecnología moderna para elaborar vinos auténticos y de calidad. 
Las bodegas cooperativas en Francia son muy variadas. Algunas vinifican un volumen importante, mientras que otras cuentan con menos de 10 socios y producen menos de unos centenares de hectolitros  de vino al año. Aunque la tendencia de fondo sea la consolidación de las empresas, todos tamaños de empresas siguen existiendo en el sector de la cooperación vitícola.

Una cooperativa es un modelo de empresa democrática y sostenible, basado en valores éticas
Fuera del tiempo de la cosecha, una bodega cooperativa sigue funcionando. Un equipo completo trabaja a lo largo del año en la cooperativa. En los viñedos, los técnicos-consultores aconsejan los viñadores. Los jefes de bodega y los enólogos se encargan de la vinificación. Los servicios de venta promueven y venden el vino. En las cooperativas que embotellan el vino, las máquinas funcionan todo el año. Las bodegas se encargan también del almacenamiento del vino del año o de los años pasados. Por último, hay numerosas cooperativas que tienen una tienda donde acogen a los visitantes y clientes, proponen de catar los vinos y organizan encuentros con los viñadores. Más de 600 tiendas de cooperativas se encuentran en Francia. Allí pueden venir a conocer los viñadores, implicados a todas las fases de la vida de sus cooperativas.

Singularidad del estatuto cooperativo

Las cooperativas son parte de la economía social y solidaria. Respetan los principios difundidos por la Alianza Cooperativa Internacional y sus valores.

Las cooperativas son formas específicas  de empresas, distintas de las empresas “tradicionales”, y tienen un estatuto proprio. Las cooperativas son la propiedad de sus socios, que la controlan. Eso significa que las decisiones tomadas en las cooperativas toman en cuenta tan el beneficio que los intereses y las necesidades de los socios. Todos los socios participan en la vida de sus cooperativas, se implican financieramente, y participan en la toma de decisión y la estrategia económica de la cooperativa.
Las actividades de las bodegas cooperativas se extienden de la vinificación y la venda de vino a servicios colectivos o individuales para los socios, como el consejo a los viñadores.

El estado de ánimo de la cooperación

La cooperación es más que una simple adición de medios técnicos. Es un estado de ánimo, un conjunto de valores morales que une a personas que desean trabajar juntas. Los socios se unen voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, mediante una empresa. Su forma es democrática y los socios se acuerdan sobre su forma de administración.
Una cooperativa es un modelo de empresa democrática y sostenible, basado en valores éticas: responsabilidad, transparencia, solidaridad. Es un participante clave en el desarrollo económico local, nacional e internacional.
Esos principios y valores son valorizados por los socios y los empleados de las cooperativas.
Los viñadores en cooperativas de Francia se enorgullecen de sus valores: solidaridad, responsabilidad, democracia, transparencia, sostenibilidad.